Tratamiento de Acné Palma Baleares

Acné Concepto Es una enfermedad común que afecta sobre todo a los adolescentes, pero que también puede afectar a los adultos, especialmente entre los 20-30 años. Si desea continuar pulse aquí...

Tratamiento de Acné

Artículos Proveído Por:

En estas personas aparecen comedones (espinillas), pápulas (granos rojos y duros), pústulas (granos con pus) y más raramente quistes y abscesos. Las lesiones se localizan en la cara y con menos frecuencia en la espalda, pecho, hombros y cuello. El acné requiere tratamiento y no hay que esperar a "crecer" para que sea la naturaleza la que resuelva el problema. No se consuele pensando que desaparece hacia los 21 años. Esto es un error, pues el acné puede marcar inestéticamente la cara de la persona y perjudicar su imagen. El tratamiento puede prevenir el desarrollo de cicatrices o marcas, mejorando por tanto la complexión de la piel y el aspecto físico.

Causas

El acné se debe a una serie de cambios hormonales que se producen en la adolescencia. Durante la pubertad, las glándulas sebáceas (situadas profundamente en la piel) producen un material aceitoso llamado sebo por la acción de la testosterona (hormona masculina). El sebo sale a la superficie de la piel a través de unos pequeños tubos (conductos) cuya apertura es el poro.

La obstrucción de los conductos sebáceos hace que se retenga sebo dentro de los mismos, formándose las espinillas, que pueden ser:

- Blancas o cerradas.

- Negras o abiertas (puntos negros).

El color negro se debe a la acción del aire sobre el sebo retenido en los poros. A veces se produce un exceso de sebo retenido en los conductos y las paredes de los mismos se hinchan y estallan, vertiéndose el sebo dentro de la piel, lo que se traduce en la formación de granos rojos y duros (internos) o también abscesos. Junto a esto, el sebo retenido es un caldo de cultivo ideal para las bacterias de la piel, que actúan sobre el sebo, haciéndolo más irritante y provocando una mayor inflamación.

Factores de influencia

Estaciones: mejora en verano y empeora en otoño y primavera.

Regla: en casi todas las mujeres se producen brotes de acné con la regla.

Nervios: la tensión nerviosa, exámenes, falta de sueño, etc., agravan el acné.

Estreñimiento: agrava el acné o lo hace más rebelde al tratamiento. Para evitarlo:

- La alimentación debe ser adecuada y variada, a base principalmente de verduras y legumbres (acelgas, espinacas, col, coliflor, zanahorias, tomate, lechuga, escarola, alcachofas, lentejas, judías, guisantes, etc.).

- Restringir la ingesta de ciertos alimentos como carne, pan blanco, farináceos y cacao.

- Ingerir gran cantidad de líquidos (1-2 litros de agua al día), especialmente por la mañana al despertarse (agua o zumos de naranja).

- Evitar o reducir la ingesta de vino tinto.

- Evitar la vida sedentaria, procurando hacer ejercicio (gimnasia o caminar un poco antes de las comidas).

- Mantener el hábito de efectuar las deposiciones siempre a la misma hora, principalmente después del desayuno.

Dieta: Ciertos alimentos agravan el acné. Los más importantes son: chocolate, nueces y derivados, leche en exceso, queso, yogur y otros productos lácteos en exceso, comidas fritas especialmente con manteca o grasas, comidas hechas con mucho aceite o mantequilla, pizzas, cerveza, alcohol, café, té, especias, demasiada sal yodada, cerdo, mariscos (gambas, ostras), cítricos en exceso. Es aconsejable beber mucha agua (4 vasos diarios), especialmente al levantarse.

Los vegetales frescos, frutas, zumos y pan ayudan a mejorar el acné.

Limpieza

- Lávese la cara con agua y jabón al levantarse y al acostarse. Si no desea lavarse la cara con jabón, puede utilizar una leche limpiadora. Para ello empape un algodón con esta leche y limpie la cara, incluyendo los párpados. Tras ello, seque con un kleenex y seguidamente aplique un tónico. Esta loción previene la sequedad e irritación que inducen los tratamientos para el acné.

- Es aconsejable lavar el cabello con frecuencia. Cuanto más graso sea el cabello más frecuentes deben ser los lavados. El pelo debe mantenerse alejado de la frente. No debe usar aceites ni acondicionadores para el pelo. Si tiene caspa deberá emplear el champú anticaspa al menos 3 veces a la semana y advertirlo a su dermatólogo.

- Los hombres con acné en la región de la barba deben probar la maquinilla eléctrica o las hojas de afeitar para ver cuál es la más conveniente. Si utiliza hojas de afeitar ablande la barba con la espuma de afeitar y agua tibia.
El afeitado debe ser muy suave para no "tallar" los granos, además la cuchilla debe ser lo más afilada posible.

Limpieza de cutis

No debe hacerse por parte de los pacientes, ni de los padres, ni de esteticistas no supervisadas por dermatólogos.
Las espinillas y lesiones inflamatorias no deben tocarse, ya que cualquier trauma sobre la piel puede desgarrar la lesión y aparecer cicatrices más tarde.

Un desgarro en la piel facilita el acceso de microbios y aumenta el riesgo de infección. Nuestra política es la de efectuar estas limpiezas de cutis cada 15 - 30 días en la clínica. Disponemos de una esteticista especializada en tratamientos faciales. La extracción de espinillas se hace con aparatos llamados "extractores de comedones". Después de la limpieza la cara está algo irritada, pero la mejoría es evidente a los 4 - 7 días.

Algunos pacientes con acné tienen muchas lesiones inflamatorias (granos duros o internos). En estos casos, se infiltra un medicamento antiinflamatorio dentro de la lesión mediante una jeringa especial que inyecta el medicamento por aire, sin pinchar. Esta jeringa se llama “Dermojet”.

Tratamientos locales

Existen muchos tratamientos locales para controlar el acné. Se basan en sustancias como el azufre, peróxido de benzoilo y retinol. Nosotros preferimos un tratamiento local con ácido salicílico o Tretin Crema.
Tretin Crema se utiliza en la prevención y tratamiento de las arrugas, pero se emplea también desde hace más de 25 años en el tratamiento del acné. Tretin Crema debe aplicarse todas las noches tras la limpieza facial. La cantidad de crema a aplicar es mínima, habitualmente 2 bolitas del tamaño de un guisante, que se extenderán por toda la cara, incluyendo los párpados. Finalizado el tratamiento, es aconsejable que los pacientes continúen aplicando indefinidamente esta crema, pues sus efectos benéficos sobre la piel son notables.

Es normal que las primeras aplicaciones de Tretin produzcan un poco de sequedad, enrojecimiento e irritación de la piel, particularmente alrededor de la boca, si bien esto tiende a desaparecer a medida que se sigue aplicando la crema, ya que la piel se acostumbra. La sequedad es beneficiosa para los pacientes con acné, ya que limpia la piel. Si está molesto con la sequedad no emplee cremas hidratantes muy grasas, lo mejor es que consulte al dermatólogo el tipo de crema hidratante que debe emplear.

En pacientes con excesiva grasa facial puede ser útil el empleo de mascarillas astringentes que se aplicarán 2 veces a la semana durante unos minutos y que se eliminan con agua y jabón.

Tratamientos internos

a) Antibióticos orales para el acné

Se utilizan en el acné inflamatorio porque disminuyen las bacterias de los folículos pilosos que actúan sobre el sebo. Los más empleados son las tetraciclinas (doxiten, minocin, etc.). Tienen una acción lenta que empieza a observarse a las 6 semanas. Deben tomarse con agua (no leche) y antes de las comidas.

b) Hormonas femeninas como tratamiento antiacné

Disminuyen el tamaño de las glándulas sebáceas y por tanto la cantidad de sebo, reduciendo las posibilidades de obstrucción de los conductos. La mejoría es lenta pero notable, muy particularmente en mujeres que tienen alteraciones en la regla. Tome 1 comprimido al día, después de la cena, comenzando el primer día de la regla y durante 21 días. A los 21 días se acaban las pastillas, se espera a que venga la regla y se reinicia el tratamiento otra vez el primer día de la regla. La duración de este tratamiento es de 6-12 meses.

c) Ácido 13 Cis Retinoico

Es el tratamiento más eficaz del acné. Disminuye el tamaño de las glándulas sebáceas, con lo cual producen menos grasa y no se obstruyen. Comienza a hacer efecto tras 6-8 semanas de tratamiento. La duración del tratamiento es de 15-20 semanas. No debe abandonarse hasta entonces, pues si no se hace completo, el riesgo de que salgan granos tras dejar el tratamiento aumenta. Este medicamento es caro, produce sequedad en la piel de los labios mientras se toma y está contraindicado en el embarazo. Se aconseja que las mujeres en edad de procrear utilicen medidas anticonceptivas durante el tratamiento y hasta un mes después de finalizado el mismo.

Esto se hace porque el medicamento puede producir malformaciones fetales si se toma durante el embarazo. No obstante, el medicamento no tiene ninguna repercusión sobre el embarazo transcurridos 15-30 días de su interrupción, puesto que se elimina totalmente del organismo muy rápidamente. También es aconsejable durante el tratamiento hacer un análisis del colesterol, ya que a veces puede aumentar. Sin embargo, este aumento no tiene ninguna importancia, ya que se considera un efecto normal del medicamento. Incluso aunque estas cifras se elevasen, no debe interrumpirse el tratamiento porque esta elevación suele ser transitoria.

Los pacientes en tratamiento con Ácido 13 Cis Retinoico no deben tomar el sol en exceso, ni estar en ambientes muy cargados de calor, ya que la piel se enrojece con mucha facilidad. Las mejorías que produce el medicamento suelen durar más de 2 años en el 90% de los casos, y sólo un porcentaje pequeño de pacientes vuelve a tener acné después de efectuado el tratamiento. En estos casos, la repetición del tratamiento conduce a una mejoría duradera del acné. También se recomienda no chuparse los labios, puesto que la humedad que produce la saliva, aunque alivia momentáneamente, produce mayor sequedad labial.

Rayos ultravioletas

El acné mejora con la exposición al sol y por ello se recomiendan tratamientos con lámparas de rayos ultravioletas en la clínica. Los pacientes a los cuales se les aconseje dicho tratamiento deben acudir 2-3 veces a la semana para recibirlo. El tratamiento puede administrarse conjuntamente con rayos láser en los casos con mucha inflamación para prevenir las cicatrices.

Resumen

- Lávese la cara 2 veces al día con el jabón recomendado. Después aplique los productos que se le indiquen.

- Evite en la dieta: chocolate o derivados del cacao, frutos secos (pipas, almendras, etc.), mariscos, quesos fuertes (Roquefort, Camembert, etc.).

- Evite el contacto del pelo con la piel de la cara (flequillos, melenas largas, etc.).

- Evite el uso de cosméticos hasta que el acné mejore y pídanos consejo en cuanto a maquillajes.

- Evite las cremas antisolares grasas. Utilice fórmulas con contenido alcohólico que no bloquean el poro.

- Lave regularmente el cabello 3 veces por semana. Pídanos consejo sobre el champú.

- Evite apoyar con frecuencia las mejillas en las manos (actitud pasiva, de estudio, etc.).

- Evite las situaciones anímicas conflictivas, como estrés, nerviosismo, cansancio.

- Evite la exposición de la piel a ambientes oleosos o grasos (cocinas, etc.).

- Cambie con frecuencia las fundas de las almohadas de la cama.

- Desarrolle el hábito de cuidar la piel, puesto que su belleza acentúa nuestra imagen.

Cicatrices de acné

Algunos pacientes con acné presentan cicatrices inestéticas (hoyuelos, manchas rojizas), particularmente en la cara y en la espalda. Las cicatrices pueden mejorarse considerablemente mediante un peeling químico con ácidos frutales.

Se aplica en la cara con una gasa una loción concentrada de ácidos frutales (glicólico, láctico, cítrico o salicílico) con el fin de estimular los mecanismos naturales de reparación de la piel. De este modo se consigue alisar la epidermis y estimular la síntesis de colágeno propio para rellenar las cicatrices y arrugas.

Los peelings ayudan también a eliminar los granos y espinillas. El procedimiento consiste en aplicar ácidos frutales en la cara cada 1-2 semanas hasta 6-8 veces. Posteriormente, se efectúa un tratamiento de mantenimiento cada 2-3 meses. Este procedimiento puede repetirse las veces que se desee.

No quema ni enrojece la cara y el paciente no pierde ni un solo día de trabajo. Existen otros tratamientos para las cicatrices como los rayos láser y las corrientes capacitivas (INDIBA) que son totalmente indoloros y no tienen efectos secundarios. En estos casos, el paciente debe acudir a la clínica 2 veces a la semana, un mínimo de 2 meses. También existe un procedimiento llamado Láser - Abrasión mediante Láser de Carbónico, que actualmente es el más recomendado para el acné.

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com