Tratamiento Alopecia Femenina Palma Baleares

Con todos sus colores, estilos y variaciones, el cabello tiene un importante papel en la imagen y en la imaginación de las personas, tanto jóvenes como maduras, sean hombres o mujeres. Si desea continuar pulse aquí...

Analisis Biologicos
971 718 317
Vía Roma 8 3º A
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Centre Balear De Biologia Aplicada S.L.  
971467805
Cap Ramonell Boix 18
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Anafar Insular
971 722 127
Olmos 50 Es. B 1º 2ª
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Institut Oftalmic De Mallorca
971 201 512
Anselm Turmeda 10
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Centre D'Analisis Biologiques
971 206 252
Ct. de Valldemossa 13 Bajo
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Centre D'Analisis Biologiques
971 720 476
Bisbe Perelló 2 Bajo
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Policlinica Miramar
971 767 500
Camí la Vileta 30
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
clinicas y hospitales

Esta Información es Proveída por
Picornell Salva
971 290 493
Eusebi Estada 51
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Picornell Salva
971 498 787
Ramón Berenguer III 5
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Usp Baleares
971 918 000
Camí dels Reis 308
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
clinicas y hospitales

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Tratamiento Alopecia Femenina

Artículos Proveído Por:

Usted no adivinaría por la publicidad que se hace para los productos que "fortalecen el pelo", casi siempre orientados al varón, que más de dos terceras partes de las mujeres se enfrentan a problemas de caída del cabello en algún momento de su vida.

Muchas mujeres encuentran este problema muy alarmante, quizás más que los hombres. Además, la fisiología femenina es única y factores como los ciclos menstruales, los embarazos y la menopausia son particularmente importantes.
Para algunas mujeres la pérdida de cabello puede ser genética. Sin embargo, muchas de las causas de caída de pelo en las mujeres son tratables.

Ciertamente, en las mujeres el aspecto físico depende mucho del aspecto del pelo, y no es extraño que se gaste mucho dinero en peinados y productos capilares concebidos para dar al cabello un aspecto sano, lustroso y joven. Para muchas mujeres el pelo es signo de juventud y vitalidad.

Estructura del pelo

La porción externa del pelo, denominada tallo, es la parte del pelo que vemos y peinamos. Es un tejido realmente muerto, fabricado por los folículos pilosos, pequeñas estructuras con forma de saco, situadas en la profundidad del cuero cabelludo. Cada pelo se halla contenido dentro de un folículo.

La cabeza tiene un promedio de 100.000 pelos. En la base del folículo se encuentra la raíz, con forma oval, y que es el lugar responsable del crecimiento del pelo. En la porción inferior de la misma está la papila, que contiene los capilares sanguíneos que aportan riego sanguíneo a cada pelo.

A medida que el pelo crece, las células se mueven hacia la superficie de la piel y se convierten en una proteína llamada queratina, siendo reemplazadas por células nuevas. La queratina es la misma proteína que se encuentra en las uñas.

El tallo está compuesto por 3 capas: la cutícula, la corteza y la médula. La cutícula o capa externa consiste en pequeñas células conocidas como escamas. La cutícula sirve de estuche a la corteza, la porción más gruesa del tallo, compuesta por células dispuestas en forma de hojas de tabaco. La corteza alberga el pigmento que da al pelo su color. La médula está compuesta por células con forma de caja y se localiza en el centro. Los espacios entre las células de la médula influyen en la refracción de la luz y en el tono del pelo.

Glándulas y músculos

El pelo está lubricado por las secreciones grasas que provienen de las glándulas sebáceas, situadas a los lados de la mayoría de los folículos. Rodeando estas glándulas y al resto del folículo, existen grupos de músculos (arrector pili) que permiten que el pelo se nos erice o ponga de punta cuando nos asustamos o tenemos frío.

Ciclos de crecimiento

La cabeza tiene un promedio de 100.000 pelos. El pelo crece y se renueva regularmente. Es normal que se caigan entre 50 y 100 pelos cada día. Si no se tienen problemas, probablemente no se note esta pequeña pérdida.
El pelo crece cerca de 1 cm al mes, aunque dicho crecimiento disminuye a medida que envejecemos. Cada pelo permanece sobre la cabeza de dos a seis años, y durante la mayoría de este tiempo crece continuamente. Cuando el pelo se hace más viejo entra en una etapa de reposo en la que permanece sobre la cabeza, pero no crece. Al final de esta etapa el pelo se cae. Habitualmente, el folículo lo reemplaza a los seis meses.

Pero muchos factores pueden desorganizar este ciclo. El resultado puede ser que el pelo caiga más pronto o que no sea reemplazado. Normalmente un 90% del pelo se encuentra en una fase continua de crecimiento (anágeno) que dura entre 2 y 6 años. El 10% del pelo está en una fase de reposo, que dura unos 2-3 meses. Al final de la fase de reposo es normal que el cabello se caiga (fase telógena).

A medida que el pelo se cae es reemplazado por un nuevo cabello a partir del mismo folículo piloso, situado debajo de la piel. A lo largo de la vida de la persona no se forman nuevos folículos pilosos. Los rubios suelen tener más pelo (140.000 cabellos) que los morenos (105.000) o pelirrojos (90.000). A medida que envejecemos la tasa de crecimiento de pelo disminuye, produciéndose un adelgazamiento progresivo del cabello.

Dado que el pelo está compuesto por proteínas (queratina) y este mismo material se encuentra también en las uñas, es esencial que todas las personas ingieran o coman una abundante cantidad de proteínas para mantener la producción de pelo. Las proteínas se encuentran en la carne, pollo, pescado, huevos, leche, queso, cereales, nueces y soja.

Causas principales

Alopecia androgenética. Es la causa más frecuente de caída de cabello. Está determinada por 3 factores: envejecimiento, hormonas y herencia.

La mayoría de las personas experimentan alguna pérdida de cabello a medida que envejecen. El resultado puede ser una calvicie parcial o total. Los hombres son mucho más propensos que las mujeres a la calvicie y a la pérdida de cabello cuando envejecen. La calvicie masculina produce una pérdida de pelo en un patrón muy característico que afecta a las entradas y al "techo de la cabeza". Es típicamente genética.

Pero existe además una "calvicie femenina", también hereditaria, que puede ocasionar una modesta o importante pérdida de pelo en las mujeres a medida que envejecen. La pérdida de cabello se hace aparente inicialmente entre los 25 y 30 años. En esta caída de cabello femenina los pelos son remplazados por cabellos cada vez más finos y cortos. Pueden llegar a convertirse incluso en transparentes.

Habitualmente, la pérdida de pelo es menos evidente que en los hombres. También el patrón o forma en la que se cae el pelo es diferente. La mayoría notan adelgazamiento y pérdida de pelo donde se separan el cabello y en techo de la cabeza, pero no tienen entradas. Se hereda tanto del padre como de la madre.

Cerca del 50% de mujeres que experimentan caída del cabello tienen "calvicie femenina". En estos casos existe una abundancia de dihidrotestosterona, una hormona masculina, dentro del folículo piloso. La conversión de testosterona a DHT está regulada por un enzima, la 5-alfa-reductasa, en el cuero cabelludo. Con el tiempo, la acción de la DHT facilita que el folículo se degrade y que acorte su fase de crecimiento (anágena). Aunque el folículo está técnicamente vivo, crecerá cada vez más pequeño. Algunos folículos simplemente mueren, pero la mayoría se hacen más pequeños y más vellosos. Como la fase anágena continúa siendo muy corta, se caen más pelos y el cabello se va adelgazando progresivamente hasta que se vuelve tan fino que no puede resistir el peinado diario.

La calvicie transforma un cabello largo, grueso y pigmentado en un cabello fino, más claro y velloso. Sin embargo, la glándula sebácea adherida al folículo sigue teniendo el mismo tamaño y continúa produciendo la misma cantidad de sebo. Cuando con un tratamiento médico (flutamida, ciproterona o espironolactona) se logra reducir las hormonas masculinas, las glándulas sebáceas se adelgazan y disminuyen su producción de grasa. En estos casos, la cantidad de hormona en el sebo es también menor, con lo que no se producirá tanto daño.

Parece existir además un factor inmunológico en la calvicie. Básicamente, el sistema inmune comienza a tomar como blanco los folículos pilosos en las áreas de alopecia. La elevación en las hormonas masculinas (DHT) durante la pubertad inicia este proceso.

Causas secundarias

Gran variedad de factores pueden ocasionar pérdida de pelo, frecuentemente transitoria, en las mujeres.

Pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas contienen dos ingredientes, un estrógeno sintético y un progestágeno. Las mujeres a las que se les cae el pelo mientras toman anticonceptivos orales están predispuestas por herencia a un adelgazamiento progresivo del cabello. Esto puede acelerarse por los efectos de la hormona masculina que poseen algunos progestágenos. Si ocurre, es aconsejable el cambio a otras pastillas anticonceptivas. También, cuando una mujer deja de usar determinados anticonceptivos orales, puede notar, 2-3 meses después, que su pelo se cae. Esta caída dura unos 6 meses y usualmente cesa. Sería similar a la caída del pelo tras el parto.

Anemia ferropénica

La falta de hierro produce caída del pelo tanto en los hombres como en las mujeres. Sin embargo, en las mujeres este problema es más frecuente, particularmente en aquellas que tienen reglas largas o abundantes. La falta de hierro se detecta con análisis y se corrige fácilmente con el tratamiento médico.

Dieta

Una dieta pobre en proteínas puede ocasionar asimismo pérdida de pelo, como también la ingesta pobre en hierro. Los vegetarianos, las personas que hacen dietas pobres en proteínas y los pacientes con anorexia nerviosa pueden presentar una nutrición proteica deficiente. Cuando esto ocurre, el organismo ayuda a conservar las proteínas del sujeto, desviando los cabellos en crecimiento hacia la fase de reposo, con lo que estas personas observan una caída masiva de cabello unos 3 meses más tarde. Tras tirar el pelo, el cabello sale fácilmente con raíz. Este proceso es reversible con el tratamiento médico, que requiere la ingesta de una cantidad adecuada de proteínas.

Post-parto

Algunas mujeres pierden grandes cantidades de pelo a los 2-3 meses del parto. Cuando una mujer da a luz muchos pelos entran en la fase de reposo del ciclo pilar. A los 2-3 meses del parto, comienza a observar que al peinarse un gran número de pelos se quedan retenidos en el peine o cepillo. Esta caída de pelo puede durar unos 6 meses. El problema se resuelve, en la mayoría de los casos, tras un tratamiento médico adecuado. No todas las nuevas madres van a sufrir esta experiencia, y no todas las mujeres observarán una caída de cabello con cada embarazo.
Estrés y enfermedades

Se puede comenzar a perder pelo de 1-3 meses después de una situación estresante, tal como una cirugía importante. Las fiebres altas, infecciones severas o las enfermedades crónicas pueden resultar también en pérdida de pelo.

Enfermedad tiroidea

Una tiroides hiperactiva o poco activa pueden ocasionar pérdida de pelo. Estas enfermedades se diagnostican por los síntomas clínicos y por los análisis de laboratorio. Requieren un tratamiento específico.

Medicamentos

Algunos medicamentos empleados en la quimioterapia del cáncer hacen que las células del pelo detengan su división, y que los cabellos se adelgacen y se rompan fácilmente a medida que emergen del cuero cabelludo. Este fenómeno ocurre 1-3 semanas después del comienzo del tratamiento anticanceroso.

El paciente puede perder el 90% del pelo. En la mayoría de los pacientes el pelo vuelve a crecer cuando el tratamiento anticanceroso finaliza.
Se aconseja que estos pacientes adquieran una peluca antes de iniciar el tratamiento.
También, muchas medicaciones populares pueden ocasionar pérdida de pelo.

Fármacos que reducen el colesterol: clofibrate (Atromis-S) y gemfibrozil (Lopid).
Fármacos para el Parkinson: levodopa (Dopar, Larodopa).

Fármacos anti-ulcerosos: cimetidina (Tagamet), ranetidina (Zantac) y famotidina (Pepcid).
Anticoagulantes: Coumarina y Heparina.

Agentes antigotosos: Allopurinol (Loporin, Zyloprim, Zyloric).
Antiartríticos: penicillamina, auranofin (Ridaura), indometacina (Inacid), naproxen (Naprosyn), sulindac (Clinoril) y methotrexate (Folex).

Derivados de la Vitamina-A: isotretinoína (Accutane, Roacutan) y etretinato (Tegison, Tigason).
Anticonvulsivantes / antiepilépticos: trimethadione (Tridione).
Antidepresivos: tricíclicos, anfetaminas.

Beta bloqueantes para la hipertensión arterial: atenolol (Tenormin), metoprolol (Lopressor), nadolol (Corgard), propranolol (Inderal) y timolol (Blocadren).

Antitiroideos: carbimazole, iodo, thiocianato, thiouracilo.
Otros: Anticoagulantes, hormonas masculinas (esteroides anabolizantes).

Alopecia Areata

Es una enfermedad común que produce una pérdida del pelo a parches, tanto en el cuero cabelludo como en otras partes del cuerpo. Afecta a hombres y mujeres de todas las edades, aunque más a los jóvenes. Aquí los folículos afectados disminuyen su producción de pelo notablemente, se vuelven muy pequeños y producen un pelo que apenas se ve. Estos folículos están en un estado de adormecimiento y en cualquier momento pueden reanudar su actividad tras recibir una señal apropiada. Algunas personas desarrollan sólo unas pocas placas de pelada que se repueblan en el plazo de un año. A veces se pierde todo el cabello de la cabeza (alopecia totalis).

En otras personas se pierde la totalidad del pelo del cuerpo (alopecia universal). Se cree que la alopecia areata es una enfermedad autoinmune en la que el organismo erróneamente produce anticuerpos contra el folículo piloso (autoalergia). Los factores nerviosos pueden precipitar la enfermedad o impedir su superación. El tratamiento consiste en aplicar minoxidil, ciclosporina, cremas de esteroides o de antralina o en inyectar cortisona dentro de los pelados. En los casos seleccionados el tratamiento es rayos UVA o la aplicación de dibenciprona sobre las lesiones con el fin de producir un eczema alérgico que estimule al folículo dormido.

Tiñas

Es una infección por hongos en el cuero cabelludo. Puede producir pequeños parches de descamación y alguna pérdida de pelo.

Inapropiado cuidado del cabello

Muchas mujeres emplean tratamientos químicos sobre su cuero cabelludo, tales como colorantes, tintes, blanqueadores, enderezadores y ondas permanentes. Los tratamientos químicos pueden dañar el pelo si se hacen de forma incorrecta. El pelo se debilita y se rompe cuando estas sustancias se aplican con frecuencia o si se dejan demasiado tiempo, si dos procedimientos se hacen el mismo día o si se aplican blanqueadores a un cabello previamente blanqueado. Si el pelo se vuelve demasiado poroso y sin brillo por exceso de exposición a tratamientos químicos, es aconsejable suspender estos tratamientos hasta que el cabello se recupere.

El champú, cepillado y peinado son necesarios para un cuidado adecuado del cabello, pero si se hacen de modo inapropiado o excesivo pueden dañar el pelo, causando su ruptura por el tallo o deshilachando sus puntas. Puede emplearse un acondicionador o reparador tras el champú para disminuir la fuerza requerida para peinar el pelo y hacerlo también más manejable. Cuando existen puntas rotas y pelos de difícil peinado, es aconsejable el uso de reparadores con sueros de silicona.

El exceso de agua debe ser secado y no frotado enérgicamente con una toalla. Cuando el pelo está húmedo su estructura es más frágil, por lo que debe evitarse un peinado o cepillado vigoroso. Olvide la antigua recomendación de cepillarse o peinarse en exceso, puesto que daña el cabello. Utilice peines con dientes ampliamente separados y cepillos de cerda fina, preferiblemente natural (cepillos de cerda de jabalí). Los peinados que requieran tensión sobre el pelo, como rulos y trenzas, deben alternarse con peinados más sueltos para evitar el "tirón" constante que produce pérdida de pelo, especialmente a los lados del cuero cabelludo.

Tratamientos uso local

1. Minoxidil. Es un agente vasodilatador que ha sido empleado por vía oral en el tratamiento de la hipertensión arterial y que hoy se emplea ampliamente en el tratamiento de diversas alopecias. En general, se aplica 1 ml de la loción dos veces al día (cada 12 horas) con el pelo seco, ya que la humedad incrementa la penetración del producto varias veces. Funciona mejor en hombres jóvenes que en mujeres (20 años), especialmente en aquellos con ligera pérdida de cabello (adelgazamiento) en la coronilla (vertex) o una pequeña calva de 3-4 cm, aunque tiene también acción sobre las entradas. La respuesta al minoxidil es muy individual. Los tratamientos deben hacerse de 2 a 5 años.

El pelo se recuperará a partir de los cabellos vellosos que existen en nuestro cuero cabelludo. El minoxidil hace que el cabello se vuelva más grueso y sano. La respuesta es mejor en personas con pérdida de cabello de menos de 2 años de duración. La mayoría ven una pelusilla en los primeros meses. En algunos se aprecia mayor caída del cabello tras las primeras aplicaciones. Esto se debe a que deben caer los pelos viejos para que crezcan los nuevos. Resultados positivos pueden verse ya a los 4-8 meses, aunque los máximos efectos del minoxidil se alcanzan entre los 12-14 meses.

2. Óxidos de N Pirimidina.

Es una clase genérica de tónicos capilares similares al minoxidil (aminexil 2,4-Diaminopyrimidine-3-oxide). Los resultados en más de 250 mujeres y hombres incluyen un incremento de un 8% de pelos en crecimiento tras 6 semanas de tratamiento, en comparación a una disminución en el porcentaje de pelos en crecimiento con placebo.

3. Tretinoína.

Se ha empleado durante años en el tratamiento del acné. Es también un tónico capilar a las dosis adecuadas, particularmente en combinación con el minoxidil. Si se aplica conjuntamente, primero aplicar la solución de minoxidil, esperar que seque (usualmente 15-30 minutos) y luego aplicar la tretinoína. La tretinoína deberá aplicarse sólo por la noche. Es de esperar una ligera irritación sobre la piel del cuero cabelludo, sobre todo al comienzo del tratamiento.

4. Estrógenos tópicos.

En mujeres pueden emplearse soluciones de dienestrol o de progesterona diariamente durante 6-12 meses.

5. Tratamientos Naturales.

Existen muchos tratamientos con vitaminas, aminoácidos azufrados (cistina, metionina, cisteína, ácido tiazolidín carboxílico), minerales (zinc) y extractos de plantas (castaño de indias, caléndula). Son útiles para suplir la dieta y promueven un pelo más sano. Los aminoácidos azufrados favorecen la formación de la queratina, la proteína que da estructura al cabello. Los extractos de plantas actúan estimulando la circulación capilar y revitalizando el folículo. El gluconato de zinc es astringente y reductor de la secreción sebácea al inhibir la producción de DHT cuando se aplica tópicamente. El líquido amniótico y los tricosacáridos hidratan y estimulan el folículo.

6. Otros.

Recientemente se están empleando lociones que contienen superóxido dismutasas (péptidos ligantes de cobre) para fortalecer y activar el crecimiento de cabello. Esto se basa en el hecho de que existen mensajeros químicos en el organismo que envían la señal a los folículos para iniciar las fases anágena y telógena. En este sentido, los radicales tornan el cabello hacia la fase telógena (fase de reposo), mientras que el óxido nítrico hace que el pelo entre en anágeno (fase de crecimiento). Obviamente, los tratamientos deben estimular los niveles de óxido nítrico y reducir los niveles de radicales superóxido empleando superóxido dismutasas y agentes antioxidantes. También, hace años se empleó el Polisorbato 80, que inducía el crecimiento del pelo tan sólo en algunas personas.

Tratamientos vía oral

• Suplementos dietéticos (vitaminas, aminoácidos azufrados).

Aunque la alopecia androgenética no se debe a la falta de vitaminas, se ha visto que los suplementos de determinados aminoácidos azufrados (arginina, cisteína), vitaminas y minerales (biotina, hierro, ácido fólico) favorecen la nutrición capilar, reducen la grasa y favorecen la síntesis de la proteína que da estructura al cabello, la queratina. Muchos de estos compuestos tiene una acción antioxidante.

• Antiandrógenos.

Reducen la hormona masculina (DHT) que produce la calvicie. La DHT es un andrógeno (hormona masculina) que compite por un lugar en los receptores del folículo piloso. Si los receptores del folículo son ocupados por otros agentes, la DHT no entra en los mismos y por tanto no induce su acción agresiva. El problema radica en que al bloquear también la DHT en otros lugares del cuerpo pueden aparecer síntomas de feminización en el varón. En cambio, en las mujeres este bloqueo es menos problemático.

• Zinc. Afecta los niveles hormonales cuando se toma por vía oral e inhibe la producción de DHT cuando se aplica tópicamente.

• Espirolactona.

Se utiliza habitualmente como diurético. Es uno de los antiandrógenos más potentes. Reduce la DHT, la hormona que produce pérdida de cabello. Puede aplicarse también tópicamente, con lo que no se absorbe y no produce efectos internos. Se emplea a dosis de 50 a 100 mg al día. Puede alterar el ciclo menstrual e incrementar el sangrado en algunas pacientes, pero en general es bien tolerada.

• CPA (ciproterona acetato).

Es un derivado de la progesterona con efectos antiandrógenos. Se emplea para el control de la alopecia androgenética exclusivamente en mujeres. No puede emplearse en hombres. Se emplea en combinación con etinil estradiol. El tratamiento debe hacerse al menos durante 12 meses y con frecuencia se requieren 2 años para obtener mejoría.

La respuesta es más favorable si el tratamiento se inicia en los primeros dos años del comienzo de la alopecia. El tratamiento detiene la caída y mejora la calidad del cabello. El tratamiento dura 1-2 años.

• Flutamida. Es otro antiandrógeno indicado en mujeres. El tratamiento dura 1-2 años.

• Otros antiandrógenos. El Ketoconazol es un agente antifúngico que posee propiedades de antiandrógeno. En los hombres puede resultar muy útil el tratamiento con Finasteride, un fármaco habitualmente empleado en las hipertrofias de la próstata.

Tratamientos cosméticos

Incluyen peinados imaginativos, pelucas y transplantes de pelo. Para reducir el efecto visual del cabello que se ha vuelto más fino, se puede recurrir a técnicas de camuflaje.

Lleve el pelo corto, hará que el cabello parezca menos parchado y será más fácil de cuidar. Con el pelo más largo se producen manojos de mechas que se separan, mostrando amplias áreas del cuero cabelludo.

Un peluquero diestro puede camuflar el pelo fino de ciertas áreas. Si el pelo es fino en la frente, la línea frontal se extiende hasta las sienes. Para minimizar esto pida a su peluquero que recorte la parte delantera más corta y que deje el pelo a nivel de las sienes más largo.

Si su pelo es más fino en la coronilla, mantenga el pelo de la nuca corto, ya que el pelo largo en la nuca será más pesado, tirará hacia abajo, alejará la coronilla y expondrá más el área calva.

Si le queda todavía un pelo razonablemente grueso en el techo de la cabeza, déjelo largo y cubra los parches de calvicie. Si el pelo es muy fino va a tener problemas para cubrir las áreas alopécicas. Puede probar una permanente suave para aumentar el volumen del pelo.

Si tiene el pelo oscuro aclare el color un poco para reducir el contraste entre el pelo restante y el cuero cabelludo, haciendo por tanto la piel menos perceptible. Un truco cosmético que puede funcionar en las mujeres es aplicar un poco de sombra de los ojos del color de su pelo en el cuero cabelludo sobre las áreas de pelo fino. Es inofensivo y puede hacer el pelo fino menos perceptible.

Finalmente no utilice productos que favorezcan la adherencia de mechones de pelo, permitiendo que se vean espacios libres del cuero cabelludo.

Champús adecuados

Mantener un cabello limpio contribuye a mantener la salud y belleza del pelo. La frecuencia del lavado y un champú adecuado para cada persona son factores importantes y serán recomendados por su dermatólogo. En los casos de pelo graso que se acompañan de adelgazamiento del cabello, se aconseja lavados frecuentes, ya que reducen el sebo en la superficie del cuero cabelludo.

Es importante un pelo limpio y sin grasa, ya que el sebo contiene niveles elevados de dihidrotestosterona y de testosterona (hormonas masculinas) que podrían reabsorberse dentro de la piel y afectar al folículo piloso. En los casos de caspa y grasa, si se lava con frecuencia lo mejor es alternar un champú de tratamiento con un champú de uso frecuente. Con ambos champús hay que hacer 2 enjabonadas y en la segunda, dejar la espuma del champú 2-3 minutos, sin friccionar.

El peine debe ser de dientes anchos y separados. Deben evitarse los cepillos metálicos. Si existen puntas rotas (tricoptilosis) pueden repararse con un fluido reparador a base de polímeros de silicona, que actúa a modo de parche sobre las puntas rotas.

Tratamiento Sesderma

Para el tratamiento y prevención de la caída del cabello recomendamos visite nuestra Web.

Preparado con la asistencia científica del Dr. Gabriel Serrano, para Laboratorios SeSDerma.

Conclusiones

Las caídas de pelo hereditarias no son curables, pero si controlables, y cuanto más temprano se traten mejor. Aunque no existe un tratamiento ideal para la alopecia androgenética, sí que hay medicamentos que detienen la caída del cabello y prolongan la vida de los folículos.

Debemos considerar que los tratamientos presentes y futuros para el pelo requieren folículos pilosos vivos. En la calvicie los folículos se miniaturizan y mueren tras 5-10 años. Cuantos más folículos vivos mantengamos mejor respuesta obtendremos de cualquier tratamiento. Otros muchos problemas del pelo son transitorios y pueden tratarse con medidas dietéticas y de otro tipo.

En estos casos, unos buenos hábitos en la dieta e ingerir suplementos de vitaminas, minerales y agentes antioxidantes hacen que la caída del cabello se detenga y se normalice el crecimiento a los pocos meses. Si desea más información sobre la caída del cabello consulte con su dermatólogo, pues las enfermedades de la piel incluyen también las enfermedades del pelo y de las uñas. No se deje influir por anuncios comerciales de productos "tónicos capilares" ni por especialistas en peluquería.

ef="http://www.articuloz.com/tratamientos-articulos/tratamiento-alopecia-femenina-1290168.html" target= "_blank">Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com