Trastornos por Uso del Alcohol Alicante Valencia

M. Peñate Quintana sitúa a «la conducta adictiva al alcohol como una patología, que se pierde en los tiempos arcanos. Si desea conocer más a cerca del alcoholismo, pulse aquí...

Centro Medico Florida Portazgo
966 085 400
Cruz del Sur 22
Alicante, Valencia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Sanatorio Perpetuo Socorro
965 201 100
Pz. Doctor Gómez Ulla 15
Alicante, Valencia
Especialidad
clinicas y hospitales

Esta Información es Proveída por
Centro Laboratorio Mazon
965 213 695
Manero Mollá 7 2º Izq.
Alicante, Valencia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
United Laborator.Madrid
965 213 695
Médico Manero Mollá 7 2º Izq.
Alicante, Valencia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Instituto De Biopatologia Y Toxicologia
965 925 748
José María Py 5 Bajo
Alicante, Valencia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Jaime Juan Carbonell Martinez
965 219 424
Dr. Gadea 18 Ens. Dcha
Alicante, Valencia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Clinica Vistahermosa
965 264 200
Av. Denia 103
Alicante, Valencia
Especialidad
clinicas y hospitales

Esta Información es Proveída por
Jose Joaquin Martinez Ros
965 121 160
Pardo Gimeno 23 1º B
Alicante, Valencia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Centro Medico Conde Lumiares
965 254 612
Av. Conde Lumiares 37 Bajo
Alicante, Valencia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Sl(Cm Estacion) Comerc. Promoc. Y Serv. Alicantina
965 125 500
Av. Estación 8 1º
Alicante, Valencia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Trastornos por Uso del Alcohol

Artículos Proveído Por:

Es un trastorno que siempre ha acompañado a la humanidad en su evolución, las características comunes son: la falta de control, la impulsividad en el consumo, la compulsión, como una predisposición de la conducta».

La OMS en 1976 acuñó el término de síndrome de dependencia alcohólica que corresponde a «un estado psíquico y habitualmente también físico resultado del consumo de alcohol, caracterizado por una conducta y otras respuestas que siempre incluyen compulsión para ingerir alcohol de manera continuada o periódica, con objeto de experimentar efectos psíquicos o para evitar las molestias producidas por su ausencia».

La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre (una copa de licor o un combinado tiene aproximadamente 40 gramos de alcohol, un cuarto de litro de vino 30 gramos y un cuarto de litro de cerveza 15 gramos).

Presentamos una serie de conceptos claves que resultaran de gran ayuda para mejorar la comprensión de esta materia:

1. Consumo:

En función de los problemas que se pueden generar podemos identificar cuatro tipos o patrones de consumo:

- Consumo no problemático.
- Consumo de riesgo.
- Consumo peligroso o problemático.
- Consumo perjudicial o patológico

Hay acuerdo en considerar como consumo de riesgo un consumo diario de entre 40 y 70 gramos (entre 50 cc y 90 cc) de alcohol puro (entre 4 y 7 UBE51), o un consumo no diario con una suma semanal de más de 280 gramos de alcohol puro, aunque no se llegue nunca a la embriaguez.

El concepto de consumo perjudicial es acuñado por la OMS en el CIE -10 designando a aquellas personas que presentan problemas físicos o psicológicos como consecuencia del consumo de alcohol, independientemente de la cantidad consumida.

2. Abuso:

El concepto de abuso es entendido como no sobrepasar las dosis que nuestro cuerpo puede metabolizar, y, por otro, un componente que tiene que ver con las circunstancias del consumo.

Es el consumo que tiene consecuencias negativas para la salud de la personas y que también puede afectar negativamente a otros. Ejemplos: beber y sobrepasar los límites de alcoholemia si después se ha de conducir, emborracharse, mezclar alcohol con determinados medicamentos, etc. No siempre es fácil establecer los límites entre uso y abuso.

3. Uso:

Es el consumo que no repercute negativamente en la salud de la persona que utiliza la droga ni perjudica a las personas de alrededor. Ejemplos: beber una copa de cava en una fiesta después de haber cenado (consumo responsable), tomarse un medicamento mandado por el médico (consumo saludable).

4. Hábito:

Es el consumo que se hace de una sustancia cuando hay adaptación a sus efectos. En el hábito existen el deseo de consumir pero se mantiene la dosis y el conseguir y consumir esta sustancia no supone una exigencia imperiosa (cafeína, teobromina…).

5. Tolerancia:

Es el estado de adaptación del organismo a la droga. Esto significa que para conseguir el mismo efecto producido por la droga hay que ir aumentando la dosis. Ejemplo: Una persona que prueba por primera vez el alcohol puede marearse con una copa, en cambio, una persona acostumbrada a beber necesita varias copas para marearse.

Algunos consumidores manifiestan que el alcohol no produce ningún efecto en ellos, debido a este fenómeno, del mismo modo las personas que abusan del alcohol y las que las rodean pueden no darse cuenta de que este comportamiento abusivo es un problema.

Podemos establecer la siguiente clasificación en función del efecto de la propia sustancia:

- Tolerancia aguda: El efecto intenso de la droga disminuye ya que el consumo de esta se está repitiendo en un espacio breve de tiempo. Es decir, no por consumir más cantidad vamos a conseguir un efecto superior.

- Tolerancia inversa o sensibilización: El efecto es intenso aun consumiendo pequeñas cantidades de la sustancia. Es típica en los alcohólicos derivada de la hepatopatía crónica.

- Tolerancia cruzada o recíproca: Cuando una persona desarrolla tolerancia hacia un tóxico (alcohol), de un grupo determinado (depresoras del SNC), presentará la misma, tolerancia, hacia otros del mismo grupo (Amytal, Butisol, Nembutal, Fenobarbital) aún cuando su consumo no sea habitual.

Podríamos decir que la tolerancia es una creación digna del más perspicaz de los inventores, el mejor ingenio para crear alcohólicos/as, ya que su aparición provoca el incremento de las dosis administradas/ingeridas, ayudando al desarrollo de la dependencia o del síndrome de abstinencia en el caso de no ser fiel a su mandato.

6. Dependencia:

La dependencia se manifiesta a través del impulso irresistible a seguir consumiendo alcohol, aún a sabiendas de los perjuicios que produce. El bebedor en situación de dependencia ha perdido la capacidad de control sobre el consumo de alcohol:

- La dependencia física es el malestar físico experimentado por el organismo debido a la ausencia de la droga. Ejemplo: una persona con alcoholismo puede tener temblores, náuseas, insomnio, etc., si no bebe.

- La dependencia psíquica es el estado de inquietud psicológica y el fuerte deseo de consumir droga de forma continuada o periódica que experimenta la persona ante la falta de droga. Ejemplo: una persona alcohólica puede sentirse irritable, nerviosa y experimentar un fuerte impulso de beber.

7. Síndrome de abstinencia del alcohol (saa):

Es un conjunto de signos y síntomas generalmente contrarios a la acción que producía la droga que lo ha provocado. Se puede originar por supresión de la droga o bien por precipitación. Más adelante ampliaremos estos conceptos. Tan solo tenemos que añadir que es este síndrome de abstinencia el que provoca que un alcohólico tenga sueños vívidos, en los que sigue consumiendo, o se levante de madrugada para ingerir alcohol con el fin de que no descienda el nivel de alcohol en su organismo.

De: Animación

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com