Subaru Impreza Palma Baleares

Uno de los deportivos por antonomasia se renueva completamente, les estamos hablando del Subaru Impreza. Los ajustes y la habitabilidad brillan a un buen nivel en el interior del Impreza...

Minaco
971430054
P.I. Son Castelló - Gran Vía Asima 11
Palma De Mallorca, Baleares
 
Prieto Martinez Antonio
+34 971.284.426
C MAGALHAES 2
Palma, Baleares
 
Coll Llodra Gabriel
+34 971.284.028
C DESBACH 19
Palma, Baleares
 
Formula Balear S.A.
+34 971.771.387
C GENERAL RDO ORTEGA 37
Palma, Baleares
 
Mundocar Autos S.L.
+34 971.409.021
C LANZONE 27
Palma, Baleares
 
Minaco
971430054
P.I. Son Castelló - Gran Vía Asima 11
Palma De Mallorca, Baleares
 
Lavado Jaime Maria Salvadora
+34 971.457.003
C SON ESPANYOLET 6
Palma, Baleares
 
Alting 2000 S.L.
+34 971.919.141
AV GABRIEL ALOMAR I V 35
Palma, Baleares
 
Motor Epsilon S.L.
+34 971.730.317
C ELCANO 15
Palma, Baleares
 
Rico Chico Luis
+34 971.295.315
CALL CAPITAN SALOM 37
Palma, Baleares
 

Subaru Impreza

Proveído Por:

   

No así la calidad de algunos materiales, con plásticos duros y tacto algo pobre. Subaru ha dado un giro de 180 grados en la concepción de su modelo más carismático y deportivo, el Impreza. Si antes era un vehículo casi reservado para los más entusiastas, la nueva generación se ha plegado a las exigencias comerciales dando lugar a una carrocería de cinco puertas con un inmenso maletero y soluciones prácticas interiores de primer nivel.

Suave y preciso

No obstante, el Impreza sigue mostrando su cara más deportiva en las versiones WRX y STi, que al igual que el resto de la gama mantienen la tracción integral –sólo las variantes no turboalimentadas llevan reductora– y los eficaces motores bóxer, que ahora van diez milímetros más cerca del suelo.

En carretera, los dos motores básicos se muestran tan agradables como suficientes, aunque no proporcionan las sensaciones deportivas a las que acostumbraba la marca desde la versión de acceso. Si queremos avivar el ritmo y divertirnos al volante, la más recomendable es la versión WRX que, con sus 230 caballos, exhibe unas aceleraciones fulminantes y un comportamiento muy deportivo, con una dirección precisa y suave, y unos frenos de buen mordiente.

En cuanto al interior, el aumento de la distancia entre ejes –2,62 metros– ha beneficiado a los ocupantes de las plazas traseras que ahora disfrutan de una distancia para las rodillas muy lograda, al igual que la altura para la cabeza –la plaza central es algo más incómoda–. Sobre el equipamiento, nada que objetar, pues es bastante completo desde la versión de acceso –seis airbag y climatizador de serie–. Eso sí, la calidad de algunos materiales del salpicadero es algo pobre.

Haga click aquí para leer más artículos de www.caranddriverrevista.com/