Roush Cobra Special Edition Palma Baleares

El artículo a continuación presenta el auto deportivo Roush Cobra de Ford y Shelby. Si continúa leyendo obtendrá alguna información detallada acerca de este lindo modelo...

Villar Corella Jorge
971713364
Tous I Maroto 5
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Comercial Citroen, S.A.  
971910100
 5
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
TALLERES RAIMAT
971466013
Pasaje Can Curt, 14 - bajo
Palma de mallorca, Andalucía
 
MOTOS SALOM
971462686
Calle Tomás Forteza , 24.
Palma de mallorca, Andalucía
 
EUROMASTER AUTOMOCIÓN Y SERVICIOS S.A.
971461409
C/ Juan Alcover, 15.
Palma de mallorca, Andalucía
 
Hispanomocion S.A.  
971470535
Arago 191
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Autolatina S.L.  
971285508
Son Rapinya 8
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
RENAULT FONERS
971468864
Calle Forners, 59.
Palma de mallorca, Andalucía
 
TALLERS SUAUTO
971752402
C/ Blanquerna, 21 A - 23 A
Palma de mallorca, Andalucía
 
DACIA
971430871
C/ Gremí Sucrers y Candelers, 6.
Palma de mallorca, Andalucía
 
Esta Información es Proveída por

Roush Cobra Special Edition

Proveído Por:

Si a una joya de 1965 como el Shelby Cobra se le une la magia, el ingenio y los experiencia de dos de los más reputados preparadores de Ford y Shelby, el resultado no puede ser menos que magnífico.

Roush Performance y Superformance ofrecen en su catálogo esta maravilla que rebosa belleza por los cuatro costados y que consigue expresar a la perfección el verdadero sentido de un roadster. Exteriormente se respeta el estilo del Cobra, con sus ópticas de siempre y las llantas American Racing. El rojo Monza de la carrocería y las franjas grises estilo Le Mans sobre el capó le dan un toque de clásica elegancia deportiva. Carece de elementos superfluos, pero tanto las tomas de aire frontales y laterales como las impresionantes salidas de escapes laterales en ambos lados harán que no nos acordemos de ellos. Detalles como el tapón de combustible de aluminio pulido, los retrovisores cromados o la barra antivuelco rematan el conjunto.

El interior tiene todo lo necesario para un vehículo de esta categoría: deportividad y minimalismo en estado puro. No nos queda duda de que Roush y Superformance han participado en este proyecto, pues casi todos los elementos van firmados por las dos marcas. Incluso la guantera lleva su firma serigrafiada. Destacan detalles los interruptores cromados tipo aviación insertados en el clásico salpicadero plano del AC Cobra original, los indicadores sencillos pero a la vez inmejorables donde destaca el indicador de velocidad con la escala invertida o la palanca de cambio corto de aluminio mecanizado. Como en el original, el freno de mano parece más destinado al copiloto que al propio conductor... cosas de la herencia británica de AC, pues hay que recordar que el modelo que sirve de base originariamente se pensó para llevar el volante a la derecha. Si centramos un poco la vista veremos un tirador con la palabra “FIRE” dispuesta a ser accionada y dar vida con ello al enorme propulsor con toda la furia que lleva dentro. Los asientos y las alfombrillas, por supuesto bordadas, junto a unos arneses y un sistema de extinción en caso de incendio completan el equipamiento.

Un "Big Block" sin hielo, por favor

Bajo el capó puedes elegir una amplia gama de propulsores, entre los que destaca el clásico “Big Block” de Ford, un V8 de 427 pulgadas cúbicas, lo que en América corresponde a nada menos que 7.000 centímetros cúbicos, con carter seco y capaz de desarrollar 576 caballos de los de verdad, a base de cilindrada... y litros y más litros de gasolina. Si nos fijamos en las fotografías del motor observamos los filtros de aire independientes para la inyección de cada cilindro, que junto al calibre de los escapes laterales nos dan una idea de la monumental “escandalera” que provocaremos si retorcemos las tripas de este juguete.

Para dominarlo tan solo tendrás la ayuda de un diferencial autoblocante y una caja Tremec de 5 velocidades que garantizan una motricidad brutal en cualquier relación. La suspensión confía en el esquema clásico y arcaico diseñado por los ingleses en los años 50, pero que ahora cuenta con la inestimable colaboración de lo mejor de la industria germana actual: amortiguadores Bilstein monotubo y muelles H&R. Tanto par requiere unos buenos rodillos, en este caso unos Michelin Pilot Sport 275/35/18 delantero y 335/30/18 detrás, y para poner las cosas en su sitio si es necesario unas pinzas Wilwood se encargarán de detenerlo.

Este modelo está a la venta, pero siguiendo la tradición de las innumerables imitaciones del AC Cobra, tú eliges hasta dónde quieres llegar, y si así lo deseas te lo pueden llevar a casa en cajas, para que te pases el invierno entretenido con tu puzzle de dificultad “10”, buena música y unas cuantas cajas de cerveza. Esperamos que un verano de estos puedas estrenarlo y ser la envidia del barrio.

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver