Accesorios para Móvil Zaragoza Aragón

Cuando tienes que usar tu teléfono móvil en un lugar público y, sobre todo, en un espacio reducido (tren, autobús, ascensor...), hay que tener en cuenta a las personas que te rodean. Aquí les decimos cómo usar con clase tú móvil...

TELEHILO S.L.
976598585
Avenida Compromiso de Caspe, 32
Zaragoza, Aragón
 
MOVITEL
976483346
Calle Marcelino Isábal, 3 - loc
Zaragoza, Aragón
 
IMAGINACIÓN INFORMÁTICA
976106988
Avenida Poeta Pablo Neruda, 30 - loc. 2.
Zaragoza, Aragón
 
EXTENSA COMUNICACIONES
976794052
C/ Argualas, 40
Zaragoza, Aragón
 
ELECTRICIDAD FRANCISCO MILLÁN
976680195
Avenida Candevanía, 61
Zaragoza, Aragón
 
COMMCENTER
902222255
C/ Marrodán, 19 - bajo.
Zaragoza, Aragón
 
BAZARES PALACÍN S.L.
976441375
Calle Conde de Aranda, 516
Zaragoza, Aragón
 
PREVENT
902489381
Calle Garay, 1.
Zaragoza, Aragón
 
SEINME S.L.
976758789
Av. Ilustración (Montecanal), 35
Zaragoza, Aragón
 
ELECTRICIDAD FRANCISCO MILLÁN
976680195
Avenida Candevanía, 61
Zaragoza, Aragón
 

Móvil: Úsalo con Clase

Proveído Por:

En menos de 15 años, un pequeño aparato ha revolucionado nuestra forma de comunicarnos. Desde que el teléfono móvil cuenta con un sitio privilegiado en nuestro bolso de mano, concertamos reuniones mientras comemos, organizamos una cita con amigos al mismo tiempo que nos maquillamos, discutimos con nuestro chico viendo un vestido monísimo en un escaparate... Pero, ¿alguna vez te has preguntado si estas y otras actitudes similares te están convirtiendo en una maleducada?

Hoy ya todo el mundo tiene claro que el móvil debe estar “apagado o fuera de cobertura” en el cine, el teatro, en el avión, en una reunión con el jefe... Sin embargo, ¿qué hacer, por ejemplo, en una cena con amigos? A no ser que esperes una llamada importantísima, no estés pendiente del teléfono, no interrumpas las conversaciones porque crees que está sonando y, por supuesto, no lo dejes sobre la mesa a la vista de todos.

Si llega la llamada superimportante, no tardes en cogerlo, resulta desagradable escuchar un sonido insistente que parece no tener fin. Para que nadie se sienta abandonado, excúsate ante tus amigos, apártate para hablar por teléfono e incorpórate a la reunión cuanto antes. No olvides nunca con quién has quedado realmente.

Cuando la llamada se produce en un lugar público y, sobre todo, en un espacio reducido (tren, autobús, ascensor...), hay que tener en cuenta a las personas que te rodean. Pueden sentirse molestas si te escuchan discutir, decirle a tu madre que te compre unas medias o regañar a tu hijo porque llegó tarde la noche anterior. En estos casos, baja el tono de voz todo lo que puedas y procura ser breve.

Otra situación embarazosa y que se da con frecuencia es la llamada inoportuna en la cola del banco, el supermercado... Si no puedes atenderla, no descuelgues para decírselo y menos le prometas que llamarás más tarde si no tienes buena memoria. Tampoco resulta de buen gusto la frase “llámame después”. Una opción es colgar el móvil para que deje de sonar y ponerte en contacto con la persona que te solicita cuando tengas tiempo ya que el número suele quedar registrado. Otra es bajar el tono, de esta manera ni el que llama se ofende ni los que te rodean se incomodan por el sonido. Por cierto, las melodías originales te ayudan a identificar tú móvil pero evita las estridentes, sobre todo, cuando te encuentras en la calle. Esas musiquillas llaman mucho la atención, y no sólo la de los viandantes; resultan el reclamo perfecto para los cacos más avispados.

Clara Valladares

Haga click aquí para leer más artículos de Novarevista