Educador infantil Palma Baleares

Tu estilo educativo sigue un patrón claro y fijo: pones tus normas, tiendes a ser inflexible ante excusas o equivocaciones y te muestras exigente con tu hijo. Si desea continuar leyendo sobre este tema presione click aquí...

Guarderia Infantil Arco Iris Ciutadella, 18 (El Molinar  
971273209
Ciutadella Menorca 18
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Guarderia Es Jardinet Cdad  
971730912
Heredero 8
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Guarderia Caperucita Roja Cb  
971294005
Ausias March 6
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Coloma Contesti Carmen
971273209
Ciutadella Menorca 18
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Escuela Infantil Cocoliso Beatriu De Pinos, 54 - Bajo  
971462444
Beatriu De Pinos 54
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Escoleta Sallona C.B.  
971777299
Cigne 13
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Escoleta Avenida Alexandre Rosello, 38 - 1R  
971462064
Alexandre Rossello 38
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Escuela Infantil Popeye Mestre Chapi, 42  
971473539
Mestre Chapi 42
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Escola Infantil Mi Casita Archiduque Luis Salvador, 142 - Baixos  
971754358
Arx Lluis Salvador 142
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Govern Balear  
971754750
General Riera 65
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Límites en la Educación de tus Hijos

Provided By:

Positivo: Sabes marcar los límites, no das opción a confusiones e intentas potenciar el valor del esfuerzo en tu hijo, que sabe a qué atenerse y aprende a ganarse las cosas.

Negativo: El exceso de normas o la forma autoritaria de imponerlas puede hacer que tu hijo te tenga más miedo que respeto. O que se vuelva rebelde y protestón por norma. Además, si le criticas a él en vez de a su mala acción y le desprecias o le gritas, agredes a su dignidad y machacas su autoestima.

Sugerencia: Busca la cercanía con el niño, sé menos rígido y muéstrate más receptivo. Reduce las reprobaciones y castigos a las situaciones estrictamente necesarias.

RESPONSABLE

Quieres que tu hijo tenga una actitud comprometida e independiente.

Crees que es mejor no abrumarle con normas, regañinas o castigos, prefieres pocas normas, pero claras y firmes. Intentas entender qué siente y puedes soportar sus “cabreos” sin perder el control, esperando a que se calme para hablarlo.

Positivo: Favoreces su autonomía e independencia permitiéndole experimentarla de acuerdo a su edad. Así tu hijo se siente respetado e importante, lo que genera en él seguridad y confianza.

Tendrá libertad para desarrollar su creatividad, algo imprescindible para mostrar sus aptitudes en el colegio, aprenderá a comportarse en diferentes situaciones y sabrá relacionarse bien con los demás, respetándoles y pidiendo que le respeten.

Negativo: Buscar lo correcto en tu forma de educar puede hacer que dudes en algunas situaciones.

Sugerencia: Recuerda no existen ni el padre ni la madre perfectos (ni el niño). Siempre podemos mejorar.

SOBREPROTECTOR

Tiendes a proteger a tu hijo siempre y a alejarle de los peligros y problemas. Intentas que sufra lo menos posible y haces cuanto está en tu mano para evitarle cualquier dificultad, frustración o malestar.

Prefieres razonar a imponer, le explicas una y otra vez las normas, pero no le castigas ni hay repercusión si se las salta.

Positivo: La paciencia, el esfuerzo y la dedicación son grandes aliados para la educación, porque facilitan que el niño tenga confianza en ti. Estás cerca de él y te identificas con lo que siente.

Negativo: La sobreprotección evita que el niño viva experiencias de dificultad que también le ayudan a crecer. Puede hacer que el niño siga siendo egocéntrico y no madure. Y puede mermar su autoestima y su capacidad para tomar decisiones. Por otra parte tendrás que ser más firme a la hora de ponerle límites.

Sugerencia: Intenta pensar más en ti y no plegarte tanto a sus deseos, si no tu hijo se volverá muy exigente, incluso algo tirano. Además, observa si lo que hacen otros niños no puede hacerlo también el tuyo.

PASIVO

Es el progenitor que prefiere no intervenir ni corregir para evitar enfrentamientos con el niño. O el que está ausente, o el que no se interesa, o el que se alía con el niño y no ejerce su autoridad.

Otras variantes: el que un día pone una norma y al día siguiente le da igual y el que grita o amenaza pero al final cede y abandona.

Positivo: En algún caso puedes evitar tensiones inútiles y esperar a abordar el conflicto en momentos mas adecuados. No colaboras, pero al menos puedes dejar que actúe el progenitor que sí se implica..., siempre que no le critiques.

Negativo: La falta de normas y consecuencias vuelve al niño insociable e inseguro. Siente la falta de amor y protección. Tu actitud cambiante también le creará confusión.

Sugerencia: Procura estar más presente en la vida y en la educación de tu hijo, ser constante en las normas y castigos que pongas e intentar poner sólo límites y castigos realistas, para que puedan cumplirse.

Haga click aquí para leer más artículos de Crecer Feliz