Ideas Caninas Bilbao País Vasco

Te brindamos un listado de ideas para que mantengas a tu mascota libre de los malos olores, lejos de las pulgas, con dientes sanos y un pelaje perfecto y además unas indicaciones en caso de accidente o enfermedad…

Maite Ochoa Autonomia, 14 - Entresuelo  
944103081
Ugariotz 
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Cañas Capellan Maria Teresa
944433549
Garay Juan De 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Juan Jose Perez Varona  
944212138
Iparraguirre 71
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asociacion De Ayuda En Carretera- Dya  
944100311
San Mames 33
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Crespo Helguera Espiridion
944733251
Lauaxeta 6
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Aguirrezabala Gutierrez Diego
944230065
Colon De Larreategui 29
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Javier Jesus Franco Le Bourvellec  
944338531
Iturribide 79
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Arcocha Calvin Maria
944231483
Buenos Aires 9
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Canales Barrutia Julia
944274157
Novia Salcedo 10
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Peral Diaz-Minguez Pedro
944160088
Santa Maria 12
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Ideas Caninas

Provided By:

Precauciones en el baño

No olvidar poner un poco de algodón en las orejas del animal para evitar que le entre agua. Además, es conveniente poner una gota de aceite de ricino en cada ojo para evitar que pueda escocerle el jabón. La temperatura ideal del agua es de
unos 39º. Si el animal se pone nervioso, hay que hablarle para intentar que se calme. Cuando termine el baño, dejarle que se sacuda un par de veces. Luego secarlo con toallas o con secador si hace frío.

Intoxicaciones

Si el perro ha tomado raticida o insecticida, hay que darle rápidamente 2 cucharadas de agua oxigenada. Así vomitará. Además, tener cuidado y no dejarle beber agua hasta media hora después, ya que continuará vomitando y se deshidratará.

De todas formas, hay que llevarlo al veterinario para que lo examine con detalle.

Perro herido

Si se ha hecho una herida que sangra bastante, mojar unas cuantas gasas en agua oxigenada y comprimirlas en la herida mediante un vendaje hasta que pueda verle el veterinario. Procurar, eso sí, que el animal se mueva lo menos posible.

Dientes sanos

Cuando tiene los dientes sucios, probar a frotárselos con medio limón. Se los dejará blancos y, además, será una deliciosa golosina para él.

Pelo blanco

Cuando tienen ese pelaje se ensucian muy rápidamente. Para que luzca siempre bonito, espolvorear el pelo con fécula de patata. Frotarlo bien y peinarlo con un cepillo de cerdas duras. A continuación, darle un masaje con unas gotas de aceite de almendras para que el pelo quede perfecto y mucho más voluminoso.

Ojos irritados

Antes de llevarlo al veterinario se puede intentar solucionar el problema en casa. Echar una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua y removerlo bien. Empapar un algodón y darle suaves masajes. Si persiste la irritación o se le ponen los ojos enrojecidos, acudir al especialista.

Malas pulgas

Para eliminar las pulgas, mezclar la cáscara de una naranja con la de un limón y un pomelo. Aplastarlas y añadir medio vaso de agua. Hervir la mezcla durante unos 2 minutos y, una vez fría, frotar al perro con ella. Las pulgas desaparecerán como por arte de magia.

Bien enseñado

Es importante evitar pegar o castigar al perro cuando haga algo mal, porque no entenderá qué pasa. Para educarlo, basta con usar un periódico enrollado y golpear el suelo a la vez que se pronuncia la palabra ‘no’ de forma contundente.

Saber si está enfermo

Si parece que la mascota ha olvidado las buenas costumbres de higiene y se vuelve sucio de repente, acudir al veterinario, pues es posible que padezca una enfermedad renal.

Dar órdenes

Para conseguir que el perro se siente, agarrarlo por el collar con una mano y presionar suave pero firmemente sobre sus cuartos traseros, al tiempo que se le da la orden de ‘siéntate’ con voz firme, pero sin gritar. Otra orden fundamental es la de ‘ven’. Decirlo mientras se tira de la correa con suavidad. Elogiar al perro cada vez que espere a una orden para ponerse en movimiento. Eso lo estimulará.

#

Haga click aquí para leer más artículos de Crecer Feliz