Ford KA Alicante Valencia

Con el segmento de los utilitarios en plena ebullición, en Ford han decido asumir un reto importante y tras renovar por completo el Fiesta, ahora presentan un coche de cine. Continúe leyendo para conocer más de sus características...

Automoviles M. Lillo C.B.  
965116902
Orihuela 80
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Mascarell Autos S.L.  
965246062
Aaiun 17
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Taller Mascarell Autos S.L.U. Aaiun, 17 Bajo  
965246062
Aaiun 17
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Desguaces Monteagudo S.L.  
965111929
Ctra. Madrid Km. 0004,0
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Automoviles Aliauto S.L. Maestro Alonso, 65 - Bajo  
965246476
General Navarro 2
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Comercial Y Talleres Reparaciones Automoviles S.A.  
965106646
Mare Nostrum 
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Celta Car S.L.  
965102772
Rosa De Los Vientos 5
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Electrorecambios Alicante S.L.L.  
965283776
Estrella Polar 25
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Automoviles Enrique S.L.  
965202725
Pintor Zuloaga 5
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Eurowagen Alicantina S.A.  
965107007
Ctra. Madrid 14
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Ford KA

Proveído Por:

El nuevo Ka, protagonista en la última película del agente 007 -Quantum of Solace-, se sirve de la base mecánica del Fiat 500 y adquiere el estilo de la marca denominado ‘Kinetic Desing’. Una combinación perfecta para tratar de repetir el éxito de su antecesor de idéntico nombre, que recibió varios premios al mejor diseño y vendió un millón y medio de unidades en doce años.

La primera impresión que nos produce el Ka es excelente. Se trata de un coche con un diseño atractivo, un toque glamuroso y unas dimensiones reducidas. Una descripción en la que encaja perfectamente el Fiat 500, modelo con el que comparte un 80% de sus piezas y que sin embargo no se parece en absoluto al Ka. Ford ha hecho un buen trabajo para personalizar su modelo, tanto en lo referente al diseño exterior como al interior. El habitáculo es reducido pero el poco espacio disponible está repartido racionalmente. El diseño del salpicadero favorece que el copiloto pueda desplazar su asiento hacia delante y conservar un buen espacio para las piernas y, además, otorga un volumen considerable a la guantera. Esto posibilita que tres personas de talla mediana puedan viajar a gusto en un Ka, aunque no con demasiado equipaje, claro. El maletero tiene una capacidad bastante limitada y no se puede ampliar de ninguna manera.
El Ka, que pretende ser una alternativa más económica al Fiat 500, ofrece también detalles de estética chic. Su diseño interior es muy vistoso, los materiales son de buena calidad y disponemos de una dotación de gadgets tecnológicos considerable: puerto USB, climatizador, conexión de teléfono móvil mediante Bluetooth, radio CD con MP3 y mandos integrados en el volante. Además, hay varias redes distribuidas por el habitáculo que nos permiten depositar objetos. Solo echamos de menos algunos detalles como los asideros, o la posibilidad de abrir el maletero sin usar el mando a distancia.

A tu ‘rollo’

En clara sintonía con las nuevas demandas del segmento, el Ka dispone de una serie de accesorios de personalización para el exterior y el interior del coche. Y si el 500 tiene un aire retro, el Ford ofrece una estética atrevida y moderna. De esta forma, se pueden instalar tres kits estéticos diferentes: Digital Art, Grand Prix y Tattoo, todos ellos enfocados a un público femenino y juvenil.

En la carretera es donde más similitudes se pueden apreciar con su primo hermano trasalpino. El Ka es un coche que se maneja especialmente bien en ciudad. Tiene un buen radio de giro y la dirección, de asistencia eléctrica, ofrece un tacto blando y adquiere mayor precisión en carretera. En este terreno, el bastidor nos permite realizar una buena conducción dinámica. Incorpora una barra estabilizadora en el eje trasero para dotar a la estructura de rigidez. El ESP no es de serie, se ofrece como opción.

La gama de motores inicialmente está compuesta por el 1.3 TDCI de 75 caballos y el 1.2 de gasolina que rinde 69cv. El Diesel es algo más polivalente, responde mejor a bajo régimen y permite ir más desahogados en marcadas largas, pero el de gasolina es menos ruidoso y tiene mejor tacto. Además, por la diferencia de precio que existe entre ambos nos parece más recomendable. En el futuro y también enfocada al público joven, se venderá una versión Econetic que rebajará las emisiones de estas dos versiones, aunque ninguna ni las mismas alcanza la cifra de 120 gr/km.

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver