Tratamiento Celulitis Palma Baleares

La Dra. Elia Roo, miembro de la Academia Española de Dermatología, te enseña con este manual las instrucciones básicas para conocer a fondo a tu enemiga número uno: la celulitis...

Clinic Balear
971 466 262
Nuredduna 4
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Dermatologia 2000
971 454 840
Menorca 5 1º C
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Neurodiagnosis Dr. Rossiñol S.L.  
971714580
Alemanya 3
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Usp Baleares
971 918 000
Camí dels Reis 308
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Clinic Balear
971 883 030
Gran Vía Colón 201
Inca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Centro Policlinico Quirurgico
971 764 161
31 de Diciembre 12 B
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Jesus Ibargoyen Esnal
971 714 580
Vía Alemanya 3 2º
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Guillermo Perello Llinas
971 771 491
Gabriel Alomar i Villalonga 33
Palma de Mallorca, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Centro Especialidades Medicas Llucmajor
971 120 021
Ciudad 12
Lluchmajor, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Jesus Ibargoyen Esnal
971 891 900
Veler S/N
Alcúdia, Baleares
Especialidad
dermatologia y venereologia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Celulitis: Todas tus Dudas

Proveído Por:

Aprende cómo afrontar esta afección de la mano de una especialista y acaba, por fin, con todas tus dudas.

¿Qué es?

Se entiende por celulitis la acumulación de tejido adiposo, formando nódulos y hoyuelos que ocasionan el aspecto de ‘piel de naranja’, y se localiza en regiones como las caderas, los muslos, las nalgas y el abdomen. A pesar de todo lo que se escribe acerca de esta afección, son pocos los estudios científicos sobre las causas que la originan. Las cuatro hipótesis propuestas para explicar la celulitis son: cambios estructurales cutáneos, alteraciones del tejido fibroso, cambios vasculares y factores inflamatorios. La celulitis no es una enfermedad, sino una alteración estética de la superficie de la piel que sufren entre el 85% y el 98% de las mujeres a partir de la adolescencia. Afecta a todas las razas aunque con mayor frecuencia a la blanca y en menor medida a las mujeres asiáticas. Es muy poco frecuente en los hombres y por ello se cree que el factor hormonal desempeña un papel relevante en su desarrollo. Además, aunque suele estar presente en zonas con exceso de tejido adiposo y en personas obesas, el sobrepeso no es un requisito necesario para que aparezca.

¿Son todas iguales?

La celulitis se clasifica en grados, en función de la existencia o no de piel de naranja:

Grado 1: cuando la piel se ve lisa al estar de pie o tumbada. Y al pellizcarla no se perciben irregularidades en la superficie.
Grado 2: no se aprecia a simple vista ni tumbada pero, al pinzarla con los dedos aparecen los hoyuelos.
Grado 3: la piel está lisa cuando estás tumbada, pero aparecen los clásicos síntomas al ponerte de pie.
Grado 4: celulitis con o sin pinzamiento, de pie y tumbada. Corresponde a mujeres post-menopáusicas o con sobrepeso.

Existe una subdivisión en función de la consistencia:

Dura: tejidos tonificados, rígidos y duros al tacto. Típica en jóvenes que hacen ejercicio físico; suele ir acompañada de estrías.

Flácida: la textura de la piel se muestra blanda y se balancea con el movimiento. Se observa en mujeres inactivas y en aquellas que pierden peso de forma brusca.

Edematosa: es la más severa y menos frecuente. Se acompaña de hinchazón de los miembros inferiores y dolor ocasional.

Mixta: es la más frecuente; cuando hay más de un tipo de celulitis en diferentes zonas.

¿Qué la causa?

Existen cuatro acciones que, combinadas, tienen como consecuencia el aumento de células grasas y la aparición de celulitis.

1. Cambios estructurales cutáneos
En las mujeres afectadas se produce un endurecimiento de la grasa hacia la dermis, mostrando una pérdida de la homogeneidad.
2. Alteraciones en la piel
Son consecuencia directa de la aparición de grasa entre las capas internas de la piel, de forma que éstas pierden tensión y la adiposidad ‘sobresale’ provocando irregularidades.
3. Cambios vasculares
La acción de las hormonas y las dietas ricas en carbohidratos agravan los problemas circulatorios.
4. Factores inflamatorios
La sensación de dolor al comprimir los nódulos de celulitis ha demostrado la existencia de signos de inflamación en la piel.

¿Qué funciona?

Sin duda, los diferentes sistemas de aspiración mediante cánulas de la grasa subcutánea: la lipoescultura ultrasónica o los láseres de lipólisis son tratamientos que atacan la celulitis. Aunque, en ocasiones, tras la eliminación de la grasa se produce un empeoramiento, debido a la flacidez de la piel. Para combatir esta alteración, existen agentes farmacológicos que combaten el problema. Algunos se administran a través de microinyecciones. Debes tener en cuenta que la eficacia de este tipo de tratamientos depende de la persona en la que se aplica.

En los cosméticos existen también otras sustancias que atacan las causas de la celulitis. Algunas disuelven grasas, como la cafeína, la adrenalina, el extracto de sauce, los extractos del té verde. Otras actúan sobre el tejido: centella asiática, silicio, vitamina C, ácido hialurónico, Y finalmente, otras activan la circulación: naranja amarga, algas marinas, castaño de indias.

Haga click aquí para leer más artículos de ar-revista.com