Porsche Cayman Palma Baleares

El Porshe es uno de los autos del lujo más demandado por el mundo entero, en especial su modelo Cayman. Nosotros les traemos todos los detalles de este vehículo...

Alquiler De Coches Lucky Oliver, 20  
971730407
Oliver 20
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Holidays Solutions S.L.  
971453000
Gomila 5
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Formula Balear S.A.  
971469105
General Rdo Ortega 37
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Inter Balear Española Rental Auto S.L.  
971739012
Gabriel Roca 29
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Autos Alcina Rent A Car Pg. Maritim, 16  
971730837
Gabriel Roca 16
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Europa Rent A Car S.L.  
971220049
Gabriel Roca 29
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Europcar Ib S.A.  
971737589
Gabriel Roca 19
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Hispanomocion S.A.  
971470535
Arago 191
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Munar Vallerpir Bernardo
971730837
Gabriel Roca 16
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Autos Cañellas S.L.  
971469914
General Rdo Ortega 48
Palma, Baleares

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Al Volante del Porsche Cayman

Proveído Por:

Cuando completo los primeros kilómetros al volante del Cayman S, tres cosas me llaman la atención. La primera, y al tratarse de una unidad equipada del cambio robotizado de doble embrague PDK, es de una eficacia absoluta a la hora de seleccionar y engranar las marchas. Este sistema, adaptado en su mecánica y en sus relaciones al Cayman sustituye al ampliamente superado Tiptronic. Al igual que me pasó en el 911 Carrera, me cuesta adaptarme a los pulsadores, demasiado bajos en el volante para mi gusto. Pero la incontestable eficacia del sistema hace que me acostumbre a pulsarlos por delante para subir de marcha y por detrás del arco para reducir.

Nuevo motor

Mientras que el motor del Cayman es completamente nuevo, el de la versión S es una evolución del anterior, con la adopción entre otras novedades de una inyección directa. Ésta es la responsable del segundo punto que me llama la atención y es una respuesta más uniforme desde abajo, independientemente de la respuesta mejorada que ha aportado el incremento de potencia. El renovado motor del Cayman S empuja con mucha fuerza, pero sin altibajos y con una mayor inmediatez frente a las solicitudes del acelerador.

Mientras en el S hemos ganado 25 caballos respecto al anterior, en el Cayman la potencia se ha incrementado en 20 caballos. Las nuevas mecánicas se han asociado ahora a la caja de cambios de seis relaciones desde las versiones básicas, en lugar de equipar la de cinco. Y, para terminar con las modificaciones, en el chasis se han revisado los amortiguadores, los muelles, las barras estabilizadoras, discos de freno mayores y amortiguación variable PASM en opción, amén de una asistencia de dirección más rápida.

Ésta es la tercera sorpresa que me brinda el Cayman en esta primera toma de contacto al esquivar un enorme desconchón en el asfalto de la carretera. La agilidad con la que se mueve el liviano biplaza de motor central es ahora todavía mayor que antes, permitiéndonos jugar con trayectorias de una precisión casi ‘de carreras’. A lo anterior se suman otras dos herencias notables del 911: los frenos cerámicos y un diferencial autoblocante mecánico que evita pérdidas de motricidad en aceleración. Aunque el Boxster recibirá los mismos adelantos, se mantendrá 10 caballos por debajo. Con ello, el Cayman se sitúa entre el lúdico descapotable y el temible 911.

Dos embragues y siete marchas

Estrenado en el 911, el fantástico cambio automático PDK de siete relaciones y manejo secuencial por palanca o levas pasa ahora a equipar opcionalmente al Cayman por 3.236 euros. Para ello se ha tenido que rediseñar por completo, ya que el cigüeñal del motor central del Cayman gira en sentido inverso al del motor trasero del 911.

Termino el exigente recorrido con el S por la serranía de Cadiz y me llevo otra sorpresa: el consumo medio no supera los 13,5 litros.

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver